SpanishEnglishFrenchGermanRussianChinese (Simplified)

El acogimiento familiar

acogimientoEl acogimiento familiar supone la integración de un o una menor en una familia, extensa o ajena, cuando se dan circunstancias que aconsejan o, incluso, exigen su separación de la familia biológica, de manera temporal o definitiva. Viene regulado tanto en los artículos 172 a 180 del Código Civil como en la Ley de Protección Jurídica del Menor.

Existen dos tipos fundamentales de acogimiento familiar:El acogimiento familiar de urgencia o simple y el acogimiento el permanente

A)  Acogimiento familiar simple: Es de carácter transitorio y tiene lugar cuando, aun existiendo una situación conflictiva en la familia del menor, sea previsible su retorno a la misma en un breve espacio de tiempo.

También se puede acordar el acogimiento familiar simple con carácter transitorio, mientras se decide sobre la adopción de un acogimiento permanente

Este acogimiento no debe tener una duración superior a los 2 años, no supone la desaparición de la familia biológica de la vida del menor y, según los casos, puede ser remunerado.

Existe también, dentro del acogimiento familiar simple, el llamado acogimiento de urgencia, que se usa cuando la administración ha de intervenir de manera inmediata para proteger a un menor.

El acogimiento de urgencia tiene una duración máxima de 6 meses, prorrogables por otros tres.

Tanto el acogimiento familiar simple como el de urgencia finalizan, bien con el retorno del menor a su familia biológica, si se dan las circunstancias adecuadas para ello, bien con la constitución de un acogimiento familiar permanente cuando no es procedente el retorno del menor al seno de su familia biológica.

B)   Acogimiento familiar permanente: Se constituye cuando por el contexto de la familia biológica, por la opinión del propio menor o por las circunstancias concretas del caso no sea previsible o sea desaconsejable un retorno del menor al seno de la familia biológica, integrándolo en otra familia que le dé estabilidad.

Este acogimiento permanente puede durar hasta la mayoría de edad del menor y también puede ser remunerado, según los casos.

C)  Además de estas modalidades de acogimiento también podemos referir el llamado acogimiento profesionalizado, propio de menores con necesidades especiales o graves discapacidades, y que se puede constituir como acogimiento simple o permanente.

D)   También podemos distinguir entre el acogimiento en familia extensa, que es aquel en el que el menor es acogido por una familia con la que tenga parentesco hasta el tercer grado (abuelos, tíos, etc), y el acogimiento en familia ajena, que es aquel en el que el menor es recibido en una familia con la que no tiene parentesco previo.acogimiento_2

En ambos casos, el acogimiento se puede constituir como simple o como permanente.

E) Finalmente el acogimiento puede ser también preadoptivo, que es el acogimiento previo a la adopción, y su finalidad es establecer un periodo de convivencia del menor con su posible familia adoptiva de cara a garantizar la mayor adaptación y vinculación entre adoptantes y adoptado.

Este tipo de acogimiento se puede constituir con el consentimiento de los padres biológicos, que se formalizaría en la entidad pública, o sin consentimiento, en cuyo caso la entidad pública realiza un acogimiento preadoptivo provisional que será necesario que ratifique el juez.

Para que una familia pueda ser acogedora de menores, en cualquiera de sus modalidades, ha de cumplir una serie de requisitos de idoneidad.

Deje una respuesta

*


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies