SpanishEnglishFrenchGermanRussianChinese (Simplified)

Embargo de una cuenta bancaria en Europa

El embargo de una cuenta bancaria en Europa lo puede solicitar un acreedor de cualquier país de la Unión Europea (salvo Dinamarca y Reino Unido) respecto de cualquier deudor de la Unión, ya se trate de particulares o de empresas, siempre que se trate de deudas financieras civiles o mercantiles.

Este embargo viene regulado en el Reglamento 655/2014 de 15 de mayo de 2014 con el nombre de orden europea de retención de cuentas, y está previsto para aquellos casos en los que existe  la necesidad de embargar la cuenta del deudor por existir el riesgo real de que, sin dicha medida, la ejecución posterior de un crédito frente a ese deudor se vea impedida o resulte muy difícil.

Este embargo se puede solicitar

  • Antes de tener un documento o resolución que obligue al deudor a pagar

    • La solicitud de embargo ha de realizarse ante el tribunal que vaya a resolver sobre el fondo del asunto principal (ya sea el del domicilio del acreedor o del deudor) salvo que el deudor sea un consumidor, en cuyo caso el embargo se solicitará siempre ante el tribunal del domicilio del deudor.
    • El tribunal exigirá al acreedor que preste una caución o fianza para responder de los perjuicios que le pueda ocasionar al deudor.
    • El plazo para resolver la solicitud será de 10 días hábiles. Si en el plazo de 30 días desde la solicitud o de 14 días desde que se acordó el embargo no se inicia un procedimiento sobre el fondo del asunto, el embargo se anulará.

  • Cuando ya se disponga de un documento o resolución que obligue al deudor a pagar

    • En este caso la solicitud de embargo ha de realizarse ante el tribunal del lugar que haya dictado ese documento o resolución.
    • El plazo para resolver la solicitud será de 5 dias hábiles y el tribunal podrá exigir al acreedor la prestación de caución o fianza para responder de los posibles perjuicios que se ocasionen al deudor.

 

En cualquier caso la solicitud de embargo se realiza mediante un formulario junto al que el acreedor presentará pruebas suficientes de que existe la necesidad urgente de acordar la medida o de que su pretensión frente al deudor tiene probabilidades de prosperar en cuanto al fondo. No se informará al deudor de la solicitud de embargo hasta que no se dictado la orden.

 

Si no se conoce un número de cuenta del deudor para embargarla se puede solicitar la información bancaria necesaria

 

Francisco José Mateos Hernández. Abogado perteneciente al Ilustre Colegio de Abogados de Granada desde 1992. Director de la página web www.abogadoparafamilias.com especializada en el asesoramiento en derecho de familia, derecho del consumidor y en todas aquellas cuestiones que afectan a la dinámica familiar desde su nacimiento.

Deje una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies