SpanishEnglishFrenchGermanRussianChinese (Simplified)

Ejecución hipotecaria. Novedades.

El procedimiento de ejecución hipotecaria es aquel que inicia el acreedor en caso de que el deudor hipotecario dejara de pagar la hipoteca, y será objeto de una modificación a partir del próximo día 16 de junio de 2019, cuando entre en vigor la Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario.

Esta ley clarifica el panorama hipotecario, señalando con claridad cuáles son los derechos de los consumidores cuando contratan una hipoteca para adquirir su residencia habitual, modificando también algunas partes de la Ley Hipotecaria, especialmente en lo que se refiere a los requisitos para iniciar un procedimiento de ejecución hipotecaria.

Así, a partir del día 16 de junio de 2019

  • ¿A quién se aplica la nueva ejecución hipotecaria?

    A las personas físicas que hayan contratado una hipoteca sobre bienes inmuebles de uso residencial o con la finalidad de adquirir o conservar la propiedad sobre inmuebles, construidos o por construir, para uso residencial.

  • ¿Cuando puede iniciar el banco una ejecución hipotecaria?

    Cuando se den todos estos requisitos:

    • El deudor tiene que estar en mora, es decir, tiene que haber dejado de pagar una parte del capital o de los intereses de la hipoteca.
    • Las deuda hipotecaria no pagada tiene que suponer, al menos:
      • Durante la primera mitad de duración del préstamo, el 3% del capital o bien 12 cuotas mensuales de la hipoteca
      • Durante la segunda mitad de duración del préstamo, el 7% del capital o bien 15 cuotas mensuales de la hipoteca
    • El banco tiene que requerir al deudor dándole un plazo de un mes como mínimo para que se ponga al corriente de pago, con la advertencia expresa de que, si no paga lo que debe, reclamará la devolución total del préstamo.

 

Una precisión muy importante: Los requisitos y garantías que se acaban de señalar no admitirán pacto en contrario, es decir; el deudor hipotecario no puede renunciar a ninguna de estas garantías. Si lo hace esa renuncia será nula y se tendrá por no puesta en la escritura de hipoteca, pudiendo suponer la nulidad del procedimiento de ejecución hipotecaria si se inicia sin respetar esos requisitos y garantías.

 

 

 

Francisco José Mateos Hernández. Abogado perteneciente al Ilustre Colegio de Abogados de Granada desde 1992. Director de la página web www.abogadoparafamilias.com especializada en el asesoramiento en derecho de familia, derecho del consumidor y en todas aquellas cuestiones que afectan a la dinámica familiar desde su nacimiento.

Deje una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies