SpanishEnglishFrenchGermanRussianChinese (Simplified)

Desacuerdo de los padres en el ejercicio de la patria potestad

El desacuerdo entre los padres a la hora de ejercitar la patria potestad respecto de los hijos suele ser frecuente en los supuestos de crisis matrimonial (separación o divorcio), aunque nada impide que también se plantee en situaciones de normalidad familiar.

La patria potestad es el conjunto de derechos y deberes que los progenitores tienen respecto de sus hijos menores de edad o incapaces para procurar su cuidado, su alimentación y su educación.

La patria potestad puede ejercitarse por un progenitor (normalmente el que tenga la guarda y custodia) con el consentimiento del otro o conjuntamente por ambos progenitores, siendo esto último lo habitual.

Normalmente el mutuo acuerdo y el sentido común de los padres presidirán el ejercicio de la patria potestad pero ¿Qué sucede en caso de desacuerdo? ¿Quién toma las decisiones y cómo lo hace?

El artículo 156 del Código Civil establece que en caso de desacuerdo cualquiera de los progenitores podrá acudir al juez solicitando que atribuya la facultad de decidir al padre o a la madre. Esta solicitud se articula a través de un procedimiento de jurisdicción voluntaria regulado en los artículos 85 y 86 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

  • ¿Dónde se solicita el inicio del procedimiento?

     En el juzgado de Primera Instancia del domicilio del menor, salvo que haya habido una separación o un divorcio, en cuyo caso hay que solicitarlo ante el Juzgado que dictó la sentencia. Puede solicitarlo cualquiera de los padres (y en ocasiones también el Fiscal) sin que sea necesaria la intervención de abogado ni procurador.

  • ¿Cómo se solicita?

    Bien por un escrito o bien rellenando unos impresos normalizados de solicitud de expediente de jurisdicción voluntaria disponibles en todos los juzgados en los que se expondrá con claridad lo que se pida, los hechos en los que se fundamenta su pretensión y se aportarán los documentos que se consideren necesarios.

  • ¿Cómo se tramita el expediente?

     Una vez admitida la solicitud el Letrado de la Administración de Justicia citará a las partes a una comparecencia que se celebrará en un plazo de 30 días ante el Juez. En esa comparecencia se oirá a todas las partes incluido el menor; se practicarán las pruebas propuestas y las demás que el juez considere necesarias y finalmente los interesados podrán formular alegaciones.

  • ¿Cómo se resuelve el expediente?

     En el plazo de 5 días después de acabada la comparecencia el juez dictará un auto en el que resolverá sobre a cuál de los progenitores se le atribuye la facultad de decidir. Este auto se puede recurrir ante la Audiencia Provincial.

 

 

 

Francisco José Mateos Hernández. Abogado perteneciente al Ilustre Colegio de Abogados de Granada desde 1992. Director de la página web www.abogadoparafamilias.com especializada en el asesoramiento en derecho de familia, derecho del consumidor y en todas aquellas cuestiones que afectan a la dinámica familiar desde su nacimiento.

Deje una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies